Folículos ováricos ¿Qué son y cuáles son sus diferencias con los óvulos?

El sistema reproductivo de la mujer tiene un funcionamiento muy particular, en el que intervienen distintos órganos y células. Una confusión frecuente se da entre los folículos ováricos y los óvulos. Ambos, tienen un papel fundamental en la reproducción; y, en este artículo, explicaremos por qué y en qué se diferencian.

Un aspecto en común que tienen los folículos ováricos y los óvulos es que ambos se desarrollan en los ovarios. Sin embargo, mientras que los primeros son una unidad fundamental de los ovarios, liberados una vez que estén maduros, los óvulos migran de una estructura llamada vesícula vitelina hacia el ovario primitivo cuando la mujer se encuentre en el vientre de la madre. Una vez en el ovario, el tejido que lo envuelve se transformará en un foliculo que albergará un ovocito dentro de él. Todos los meses uno de esos foliculos se desarrollará y liberará un ovulo a la vez.

¿Qué son los folículos ováricos?

Los folículos ováricos son como estructuras que se producen en los ovarios en cada ciclo reproductivo femenino y contienen un óvulo inmaduro. Cuando el óvulo madura, el folículo que ha crecido hasta unos 2 cm de diámetro se rompe para liberarlo a fin de que éste pueda transportarse a la cavidad uterina, por medio de las trompas de Falopio, y se implanta para una posible fecundación. Si no es fecundado, unos días más tarde da lugar a la menstruación.

En los tratamientos de reproducción asistida, en los que se implementa la estimulación ovárica, se busca que la mujer genere más folículos, para poder obtener la mayor cantidad de óvulos y más probabilidades de lograr un embarazo exitoso.

¿Qué son los óvulos?

Los óvulos son las células sexuales femeninas que se producen en los ovarios. Es decir, son células microscópicas de mayor tamaño que los espermatozoides. En cada ciclo de la menstruación, uno se desprende y permanece fértil por 24 hs.

Todas las mujeres nacen con una reserva limitada de óvulos los cuales, desde el inicio de la pubertad, se van liberando. Este factor es lo que provoca que, la edad, sea un limitante de fertilidad para las mujeres dado que, a medida que van pasando los años, la reserva y calidad ovárica va disminuyendo.

Es importante destacar que aquellas mujeres que deseen postergar su maternidad, pueden hacerlo a través de tratamientos de preservación de fertilidad. Estos permiten conservar los óvulos jóvenes en centros especializados, para ser utilizados posteriormente, sin que se vea afectada la fertilidad de la mujer.

Para mayor información, podés contactarte con nuestro centro y coordinar una cita, para que nuestro equipo de profesionales pueda guiarte y asesorarte sobre el tema.

¿Cuál es la función de los ovarios?

Los ovarios forman parte del sistema de reproducción femenino, se localizan en la pelvis y tienen un tamaño similar al de una nuez. Ellos son los encargados de producir las hormonas (estrógeno y progesterona) y en ellos se desarrolla un óvulo en cada ciclo femenino, el cual es liberado una vez maduro para su fecundación; una vez fecundado, se implanta en el útero.

¿Qué es la reserva ovárica?

La mujer nace con una reserva ovárica que a medida que van transcurriendo los ciclos menstruales, se van “perdiendo” ya que se van “liberando” los óvulos, por lo que a mayor edad la reserva es menor. En medicina reproductiva, se considera que una mujer tiene una buena reserva ovárica si el recuento oscila entre 10 y 19; y es alta si supera los 20. En los casos en los que la reserva es baja, la mujer presenta menos de 5 folículos en cada uno de sus ovarios.

Tener una baja reserva ovárica no significa que no se pueda conseguir el embarazo; pero, si se cuenta con un recuento bajo es necesario recurrir a un médico especialista en medicina reproductiva para que pueda determinar la causa y, así, sugerir cuál es el mejor tratamiento de reproducción asistida para cada mujer en particular. 

Asimismo, es recomendable que aquellas mujeres que decidan de jóvenes postergar su maternidad, sean por las razones que fueran, recurran a preservar su fertilidad para que en un futuro no deban preocuparse por si su reserva es baja.

¿Qué es la estimulación ovárica?

La estimulación ovárica se realiza en los tratamientos de reproducción asistida con el objetivo de aumentar la producción de ovocitos por parte de los ovarios. Normalmente, se desarrolla uno por ciclo menstrual. A través de la estimulación controlada se puede obtener mayor cantidad de ovocitos, aumentando las posibilidades de realizar un tratamiento de reproducción efectivo.

La estimulación consiste en una aplicación diaria subcutánea de medicación para que el ovario genere más folículos y, en consecuencia, mayor cantidad de ovocitos que en un período menstrual normal. En cualquier caso, es necesario que la estimulación sea controlada por profesionales y se evalúe el desarrollo de los folículos y del endometrio a través de ecografías.

Su duración suele ser de 10 a 12 días, dependiendo de la respuesta de cada organismo. Se recomienda alternar el área de inyección, para evitar afectar siempre la misma zona. Una vez que el médico detecta que los folículos están maduros, se procede con la inseminación artificial o la extracción de los óvulos, según corresponda.

Tanto los óvulos como los folículos ováricos son generados en el ovario y cumplen un rol preponderante en la reproducción. Mientras que los folículos se producen en cada ciclo femenino y contienen un óvulo inmaduro, los óvulos son células sexuales femeninas. En cada ciclo uno de ellos se desprende y permanece fértil por 24 hs.

Si leíste este artículo, también pueden interesarte:

Notas relacionadas

Buscar