Queremos ser padres

El embarazo no es una tarea sencilla incluso las parejas jóvenes y sanas pueden tardar hasta un año en concebir.

Cuando una pareja decide dar el paso y convertirse en padres, suelen pensar que conseguir un embarazo es fácil y es cuestión de meses. Es necesario aclarar, más que nada para evitar frustraciones, que lograr el embarazo no es una tarea sencilla incluso las parejas jóvenes y sanas pueden tardar hasta un año en concebir. Hay que tener en cuenta que en menores de 35 años, la probabilidad de conseguir un embarazo en el momento fértil de cada mes es de un 25%; porcentaje que va disminuyendo a medida que aumenta la edad de la mujer.

Nuestros especialistas recomiendan planificar el embarazo con acompañamiento médico y adoptando hábitos saludables para disminuir las posibles complicaciones. En un primer momento, cuando la decisión ya esté tomada, lo importante es que la mujer acuda a su control ginecológico y le comunique a su médico que están planificando ser padres.

Así, el médico realizará un análisis general para determinar la existencia o no de factores de riesgos y, de ser necesario, indicará suplementos farmacológicos junto con consejos para aumentar las probabilidades de conseguir la concepción de forma natural.

¿Qué técnicas y tratamientos se deben tener en cuenta a la hora de proyectar un embarazo?

Es importante tener en consideración los diferentes tratamientos de reproducción asistida a los que se pueden recurrir en  caso de tener problemas de fertilidad. En WeFIV contamos con la última tecnología en todos nuestros tratamientos, test y técnicas para brindar una atención de calidad a cada uno de nuestros pacientes y aumentar las posibilidades de fecundación. 

Actualmente, los principales tratamientos son la Inseminación Artificial (IA) y la Fecundación In Vitro (FIV). La Inseminación Artificial es un tratamiento de baja complejidad que tiene como objetivo aumentar las posibilidades de embarazo a través de introducir los espermatozoides, previamente seleccionados en el laboratorio, dentro de la cavidad uterina de la mujer, unos minutos antes de la ovulación.

En cambio, la FIV es un tratamiento de alta complejidad que consiste en que el proceso de fertilización se lleve a cabo fuera del cuerpo de la mujer, es decir, en el laboratorio. 

Dependiendo del problema de fertilidad de la pareja, el equipo médico podrá indicar la ovodonación, recurrir a un banco de semen o ambos. La ovodonación es un tratamiento en el que una mujer recibe óvulos de una donante para poder gestar, asimismo se recurre al banco de semen cuando el problema de fertilidad está presente en los espermatozoides del varón de la pareja por lo que es necesario el semen de un donante.

¿Cuáles son los tratamientos
de Reproducción Asistida?

En principio, se define a la Reproducción Asistida como un conjunto de técnicas y tratamientos médicos que sustituyen el proceso natural de reproducción. En WeFIV contamos con la última tecnología en todos nuestros tratamientos, test y técnicas para brindar una atención de calidad a cada uno de nuestros pacientes y aumentar las posibilidades de fecundación.

Inseminación Artificial

Tratamiento de baja complejidad que aumenta las posibilidades de embarazo, a través de introducir los espermatozoides, previamente seleccionados en el laboratorio, dentro de la cavidad uterina de la mujer.

Fecundación In Vitro

Tratamiento de alta complejidad que consiste en que el proceso de fertilización se lleve a cabo fuera del cuerpo de la mujer, es decir, en el laboratorio.

Buscar