Quiero ser Mamá

Ya no es un impedimento la edad a la hora de planificar la maternidad ni tampoco es necesario el casamiento o tener una pareja varón para poder ser madre.

Actualmente, el proyecto de ser madre no está ligado únicamente a la forma tradicional de familia. Los nuevos esquemas y concepciones de familia que se han ido forjando los últimos años fueron acompañados de los avances de la Medicina Reproductiva. Ya no es un impedimento la edad a la hora de planificar la maternidad ni tampoco es necesario el casamiento o tener una pareja varón para poder ser madre.

Madre soltera por elección

En WeFIV acompañamos y ayudamos a aquellas mujeres que tomaron la decisión de embarcarse en la maternidad por su cuenta, mujeres valientes que no dubitan en cumplir sus objetivos. El proyecto de formar una familia monoparental es un gran desafío, por eso es importante hacerlo de la mano de un equipo multidisciplinario especializado en Reproducción Asistida y con la contención de vínculos cercanos.

Tomar la decisión

Hay varios factores que pueden afectar a avanzar y tomar la decisión de planificar una familia monoparental, algunos de ellos son la estabilidad laboral y solvencia económica, un deseo de maternidad postergado, no tener una pareja con quien formar una familia y la presión de saber que hay una edad límite para poder ser madre. Más allá de estas aristas que impactan en la planificación familiar, tomar la decisión no suele ser algo sencillo para las mujeres que están considerando ser madres solteras, dado que la presión social sobre seguir los esquemas tradicionales siguen estando presentes.

El proceso

Durante el proceso de toma de decisiones hay algunas dudas e inseguridades comunes que pueden surgir de pensar que si avanzan con su proyecto de ser madres solteras están renunciando a encontrar a su pareja ideal y conformar una familia tradicional. Asimismo, también están aquellas mujeres que proyectan ser madres pero a futuro, por lo que es importante que si la decisión ya está tomada congelen sus óvulos para mantener una buena morfología y realizar el tratamiento de Reproducción Asistida más adelante sin la necesidad de recurrir a la ovodonación.

La importancia de los vínculos

Es importante que la futura mamá pueda identificar su círculo más cercano en el que encontrará una actitud positiva, contención y amor para su futuro hijo, dado que ser madre soltera no significa estar sola. Los vínculos más cercanos de la futura mamá van a tener una participación activa en la crianza y estarán con

ella brindando sostén y apoyo, por esta razón es importante que la mujer le comunique cómo se siente respecto a la maternidad y lo que espera de ellos durante el proceso.
Muchas mujeres suelen dudar respecto de seguir adelante con su proyecto de maternidad porque temen la reacción y comentarios 

malintencionados que puede hacer el entorno social. Si bien algunas personas pueden verse sorprendidos ante esta decisión es importante que la mujer no pierda la confianza en ella misma y se apoye en aquellas personas que respetan su elección.

¿Qué tratamientos ofrecemos?

Dentro de los tratamientos que ofrecemos en WeFIV, aquellos recomendados para mujeres que desean ser madres solteras son la Inseminación Artificial o la Fecundación In Vitro (FIV) recurriendo a un Banco de Semen y, de ser necesario, se recurre a la Ovodonación. La elección del tratamiento dependerá de la indicación médica, nuestro grupo de profesionales realiza un análisis de cada caso en particular y brinda una atención personalizada e integral para que cada mujer acceda al mejor tratamiento de acuerdo a su condición.

Inseminación Artificial

Es un tratamiento de baja complejidad que tiene como objetivo aumentar las posibilidades de embarazo a través de introducir los espermatozoides, previamente seleccionados en el laboratorio, dentro de la cavidad uterina de la mujer, unos minutos antes de la ovulación.

Fecundación In Vitro

Es un tratamiento de alta complejidad que consiste en que el proceso de fertilización se lleve a cabo fuera del cuerpo de la mujer, es decir, en el laboratorio.

 

Ovodonación

La misma permite que mujeres que no han podido quedar embarazadas en tratamientos de reproducción asistida con sus óvulos o que por condiciones fisiológicas no pueden utilizar sus óvulos para la Fecundación In Vitro, lleven adelante un embarazo con una tasa de éxito elevada.

Banco de semen

Las muestras de donantes de WeFIV provienen de varones de entre 18 y 40 años, con buena salud física general y reproductiva, y que han sido sometidos a una evaluación psicológica.

Preguntas Frecuentes

Para aquellas mujeres que dicen “quiero ser mamá” y están considerando opciones, en WeFIV se ofrece la posibilidad de llevar a cabo el tratamiento de inseminación artificial para lograr dicho deseo. Este procedimiento es de baja complejidad y busca incrementar las chances de embarazo.

El proceso consiste en introducir espermatozoides, que previamente han sido seleccionados en el laboratorio, directamente en la cavidad uterina de la mujer, justo unos minutos antes de la ovulación.

Es una técnica que facilita el encuentro entre el óvulo y el espermatozoide, siendo una excelente opción para aquellas que desean ser madre soltera por inseminación.

En la actualidad el deseo de ser madre no está exclusivamente ligado a la estructura familiar tradicional. En WeFIV, se acompaña y asiste a mujeres que han decidido emprender el camino de la maternidad de manera independiente.

Para estas mujeres valientes que buscan cumplir sus objetivos de maternidad, se ofrecen tratamientos como la Inseminación Artificial o la Fecundación In Vitro (FIV), recurriendo a un Banco de Semen. Si es necesario, también se puede optar por la Ovodonación.

La elección del tratamiento adecuado dependerá de la indicación médica, y en WeFIV se realiza un análisis detallado de cada situación para brindar una atención personalizada.

No hay un límite exacto de edad para ser madre soltera. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la edad puede influir significativamente en la capacidad reproductiva de la mujer.

Con el paso del tiempo, la calidad y cantidad de los óvulos pueden disminuir, lo que podría afectar las posibilidades de embarazo. Generalmente, los especialistas aconsejan que las mujeres que deseen tener un hijo con sus propios óvulos, ya sean vitrificados o no, lo consideren antes de los 35 años, ya que a partir de esa edad la calidad ovárica tiende a disminuir.

Si se supera dicha edad o si hay otros factores que afecten la calidad de los óvulos, se puede considerar la opción de la ovodonación, permitiendo a muchas mujeres llevar adelante un embarazo como madre soltera con una tasa de éxito elevada.

Buscar