Hormona FSH: Función, valores normales y tratamientos

Dentro de las hormonas que actúan y cumplen su rol en la regulación del desarrollo sexual y la fertilidad se encuentra la FSH, hormona foliculoestimulante. Desde WeFIV te contamos todo lo que debes saber sobre ella.

La hormona FSH es una gonadotropina producida por la hipófisis, que es una glándula pequeña ubicada debajo del cerebro. La hormona FSH foliculoestimulante –también conocida como Hormona Estimuladora de los Folículos- juega un papel importante en el desarrollo y el funcionamiento sexual, porque estimula las gónadas tanto en la mujer como en el hombre. 

Función, valores normales y tratamientos de la Hormona foliculoestimulante (FSH)

La prueba para medir la FSH es muy útil, porque esta hormona interviene en la regulación del ciclo menstrual y estimula el crecimiento de los folículos dentro de los ovarios. 

Por ende, conocer su valor permitirá entender mejor cómo se encuentra esa mujer frente a la posibilidad de lograr un embarazo

En la mujer, los niveles de hormona FSH a lo largo del ciclo menstrual van cambiando, dándose la mayor concentración justo antes de lo que se conoce como ovulación, que es el momento en el cual el ovario libera el óvulo. 

En el caso de los hombres la hormona FSH también juega su papel controlando la producción de espermatozoides, aunque sus niveles no suelen variar mucho. 

“La hormona FSH participa en todo lo que tiene que ver con el desarrollo de los caracteres sexuales, de la maduración puberal, del crecimiento y en lo que tiene que ver con la reproducció.. En el varón, esta hormona participa en procesos similares”, especifica la Dra.Doris Raso, especialista en Medicina Reproductiva de WeFIV. 

¿Por qué es importante conocer el nivel de hormona FSH?

En principio, porque su exceso o su insuficiencia pueden provocar problemas, como, por ejemplo, la imposibilidad de lograr un embarazo. También puede generar dificultades menstruales; bajo deseo sexual en los hombres, y pubertad precoz o tardía (en el caso de los niños y las niñas).

“Al ser una hormona reguladora, lo que nos muestra una FSH alta o baja, es la influencia en los otros órganos. Por ejemplo, en las pacientes que por algún motivo no está funcionando bien su ovario, lo que hace la hipófisis es producir mayor FSH, en ese caso es una evaluación indirecta de que el ovario no está funcionando correctamente”, afirma la especialista de WeFIV.

En este mismo sentido, la Dra. Raso agrega que la FSH alta se encuentra en pacientes menopáusicas o con baja reserva ovárica, así como en mujeres con algunas alteraciones del ciclo. “Todas esas pacientes van a tener la FSH elevada y eso es un signo de que puede estar afectando la reproducción”, señala la experta.

Los valores de hormona FSH van a depender también de la edad y de la fase de la vida de la mujer. Así, no es lo mismo la FSH en la niñez, en la pubertad, en la adultez o en la menopausia. 

“Cada etapa de la vida tiene diferentes valores de FSH, y también cada momento del ciclo tiene distintos valores de FSH. Por eso, es una hormona muy variable y es una medición indirecta de la función del ovario. Siempre hay que hacer la medida, para que sea más exacta, en el momento que el médico lo pide, que en general es en los primeros días del ciclo, dependiendo de lo que uno quiere evaluar”, sostiene la doctora Doris Raso. 

La especialista manifiesta que se pueden presentar casos donde no hay producción de FSH. Sin embargo, destaca que son  cuadros poco frecuentes. 

“En general, la causa más frecuente de tener la FSH baja es la toma de anticonceptivos, porque lo que hacen los anticonceptivos es inhibir la hipófisis para que la mujer ovule y, entonces, dejar el ciclo frenado para que no haya embarazo. Por eso, cuando una mujer  toma anticonceptivos o algún otro tratamiento hormonal, es normal que la FSH esté baja”, completa Raso. 

¿Cómo afecta esta hormona la fertilidad o la consecución de un embarazo?

La FSH afecta y mucho la posibilidad de lograr un embarazo, porque es la hormona que produce el cerebro para ir guiando el ciclo ovulatorio. Se necesita para madurar los folículos y es un marcador indirecto de la reserva ovárica de la paciente. 

También, de manera sintética y cuando es aplicada exógenamente en tratamientos de alta complejidad, la FSH ayuda a estimular al ovario para que pueda producir o hacer crecer más folículos. Por todo ello es que esta hormona es tan importante.

¿Para qué se usa la prueba de FSH?

La FSH colabora con la hormona luteinizante, también elaborada en la hipófisis, para controlar las funciones sexuales. Por esto, la prueba de esta hormona se suele hacer junto con la prueba de FSH. 

En las mujeres, estas pruebas se usan para:

  • Evaluación en pacientes con infertilidad
  • Estudio de pacientes con alteración del ciclo
  • Confirmar el inicio de la menopausia o la perimenopausia. 

Por su parte, en los hombres, estas pruebas se usan para:

  • Averiguar la causa de la infertilidad.
  • Averiguar el motivo de un bajo recuento espermático.
  • Averiguar si hay un problema con los testículos.

¿Cuáles son los síntomas de la FSH baja?

En algunos casos, tanto en hombres como en mujeres, cuando la FSH está baja puede provocar:

  • Fatiga o debilidad.
  • Descenso de peso y disminución del apetito

Sin embargo, es posible también que la FSH baja se presente sin generar cambios y que dicha situación solo se advierta cuando la mujer busque quedar embarazada. 

Por eso, desde WeFIV recomendamos acudir al especialista cuando empieces a planificar tu maternidad, para asegurarte de que todo esté encaminado de la mejor forma. Recordá que en nuestra clínica contamos con un amplio equipo de profesionales multidisciplinarios dispuestos a acompañarte en la consecución de tu sueño.

Buscar