Mitos y verdades sobre la donación de óvulos

Cuando el tema en cuestión es la reproducción asistida, suelen haber muchas creencias y mitos que desinforman a los interesados. Como creer que duele donar óvulos o que puede afectar a la fertilidad. Por esa razón es importante recurrir a profesionales para obtener datos verídicos y científicos sobre el tema. En este artículo, enumeramos cuáles son los mitos y verdades sobre la donación de óvulos más frecuentes y cuál es la respuesta científica al respecto.

Sin embargo, antes de avanzar con los mitos y verdades sobre la donación de óvulos es importante destacar que la donación de óvulos es un acto de solidaridad de una mujer hacia otra quien, por diferentes cuestiones, no puede ser madre sin recurrir a óvulos donados. La donación de óvulos es anónima y está reglamentada por la Ley Nacional de Fertilización humana asistida, (Ley 26.862).  

“Donar óvulos disminuye mis posibilidades de ser madre”

Mito. Un gran error es pensar que, por donar óvulos, en el futuro van a haber complicaciones en conseguir un embarazo; o que sólo pueden donar óvulos aquellas mujeres que no deseen ser madres. Todas las mujeres desde el nacimiento tienen entre 500 mil a 1 millón de óvulos, los cuales se van liberando en cada ciclo menstrual muchos de ellos. Para la donación de óvulos, se realiza una estimulación para justamente utilizar aquellos óvulos que se desperdiciarían de forma natural.

“La donación de óvulos es un proceso doloroso”

Mito. La ovodonación no duele, solo se pueden sentir algunas molestias similares a las que se presentan durante el ciclo menstrual y los días previos a la menstruación. 

“Para donar óvulos hay que ser joven y saludable”

Verdad. Los requisitos para ser donantes contemplan que la mujer tenga entre 18 y 32 años, dado que es la edad en la que son más propensas a generar un buen embarazo y la calidad de sus óvulos es mejor que siendo más adultas. Además, es preciso saber que el Índice de Masa Corporal debe ser entre 18 y 28; y que, las participantes, deben de estar saludables tanto física, como emocionalmente. 

“Le puedo donar óvulos a una amiga”

Mito. No puede elegirse a una persona en particular para que sea la donante de óvulos dado que la Ley de Acceso integral a los procedimientos y técnicas médico-asistenciales de reproducción médicamente asistida (Ley Nº 26.862) establece que los óvulos deben provenir de Bancos inscriptos en el Registro Federal de Establecimientos de Salud de la Dirección Nacional de Regulación Sanitaria y Calidad en Servicios de Salud, dependientes del Ministerio de Salud. Ni la donante sabe qué mujer recibirá sus óvulos, ni la receptora quién fue la mujer que realizó la ovodonación.

“La donación de óvulos se hace mediante una cirugía” 

Mito. Puede generar confusión el hecho que para realizar la intervención para extraer a los ovocitos es necesaria una leve sedación anestésica. Pero es únicamente para evitar molestias en la mujer; de hecho, el procedimiento es sencillo, de baja complejidad y la donante puede continuar con su vida normal una vez finalizado.

¿Cuáles son los requerimiento para ser donante?

Es muy importante que la ovodonación se realice en centros especializados y reglamentados por la ley para garantizar un buen tratamiento de reproducción asistida. Por lo general, los requerimientos para ser donante son los siguientes: 

Ser mayor de 18 años y menor de 32 años.

Estar en buen estado de salud psicofísica.

No tener historial personal ni antecedentes familiares de enfermedades de transmisión genética.

No tener antecedentes médicos, ni quirúrgicos.

No presentar anomalías en su aparato reproductor.

Realizar una evaluación ginecológica y psicológica completa.

Someterse a distintas pruebas diagnósticas de enfermedades transmisibles.

Índice de Masa Corporal entre 18 y 28 kg/m².

Se le realizará una exploración exhaustiva de sus órganos pélvicos para descartar enfermedades que puedan afectar los resultados de la donación. También se buscará descartar la presencia de quistes, miomas, pólipos y otras alteraciones del aparato reproductor.

Al inicio del ciclo de la mujer se le ejercerá una ecografía para realizar el recuento de folículos antrales y valorar el potencial de respuesta de la donante.

Estudio de Screening de mutaciones del gen de la Fibrosis Quística y tener un cariotipo normal.

Se estudia la ausencia de enfermedades transmisibles como el VIH, la hepatitis, la sífilis y también el grupo sanguíneo y Rh.

Otros requisitos

En WeFIV también se evalúan a las donantes psicológicamente para contemplar las siguientes áreas: historia personal, antecedentes familiares, trastornos de adaptación, de ánimo o psíquicos, abuso de sustancias, trastornos de la conducta y alimenticios.

Es importante recordar que conforme a la Ley de Acceso integral a los procedimientos y técnicas médico-asistenciales de reproducción médicamente asistida, la donación nunca tendrá carácter lucrativo o comercial.

Si estás interesada en cómo donar óvulos, podés recurrir a nuestro centro donde se te brindará mayor información y la evaluación correspondiente. 

También puede interesarte leer: 

Notas relacionadas

Buscar