Día Mundial de la Diabetes: cuidados antes y durante el embarazo

Cada año, el 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes, una iniciativa que pretende incrementar la concientización global de las personas que transitan esta patología o pueden estar en riesgo de padecerla.

Es por ello que WeFIV, junto con más de 160 comunidades científicas, se suma a la iniciativa de aumentar la visibilidad en torno a la prevención de la diabetes, una patología a la cual se debe prestar atención en todas las etapas de la vida, especialmente en el embarazo.

La diabetes gestacional, se produce como consecuencia de los cambios hormonales propios del embarazo. Se calcula que puede afectar entre un 5% y 15% de las mujeres embarazadas.

Entre los factores de riesgo que pueden contribuir al desarrollo de la diabetes gestacional, se encuentran la edad materna superior a 35 años, la glucemia ligeramente elevada, haberla padecido en un embarazo previo, un bebé anterior de más de 4 kilos o un aborto. También el sobrepeso y la obesidad, así como los antecedentes familiares de la enfermedad y los hábitos de vida (mala alimentación, sedentarismo, etc.)

Si bien las cifras varían según las zonas y los criterios diagnósticos, estadísticas recientes estiman que en el mundo 1 de cada 7 pacientes en gestación tiene este padecimiento.

Datos para tener en cuenta

Según estimaciones de la Sociedad Argentina de Diabetes (SAD), más de 4 millones de argentinos padecen diabetes. Sin embargo, al tratarse de una patología subdiagnosticada, el número podría llegar a duplicarse.

Según la Federación Internacional de Diabetes (ITF, por sus siglas en inglés), en el 90% de los casos, los pacientes tienen diabetes tipo 2. Esta es una variante de la enfermedad que se desarrolla a lo largo de la vida y que en muchos casos no es insulinodependiente. Además puede manejarse únicamente con cambios en la dieta, descenso de peso y actividad física.

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad crónica que afecta la producción de insulina (una hormona segregada por el páncreas que disminuye el azúcar de la sangre) y la hace útil para tejidos y órganos.

En la Diabetes tipo 1 lo que ocurre es que el páncreas no produce suficiente insulina; mientras que en la Diabetes tipo 2 el organismo no la utiliza con eficacia o es resistente a la insulina.

En ambos casos, la hiperglucemia (es decir el aumento de glucosa en sangre) sostenida en el tiempo daña órganos y sistemas, en especial nervios y vasos sanguíneos.

“Las pacientes que tienen Diabetes tipo 1, suelen ser chicas jóvenes que requieren insulina todos los días. Para poder llevar adelante un embarazo, deben primero estabilizar su glucemia, su peso y tener la autorización del diabetólogo para recién ahí empezar el proceso. En general, son pacientes que transitan un embarazo sin complicaciones porque ya están controladas desde antes”, sostuvo la Dra. Doris Raso, especialista en Medicina Reproductiva de WeFIV.

¿Cómo saber si padezco diabetes tipo 1?

Conocer cuáles son los síntomas de la diabetes sirven de alerta para las personas que podrían padecerla. Lo más importante ante la aparición de alguno de ellos, y para determinar si se tiene diabetes, es consultar al médico.

Entre las manifestaciones más frecuentes de esta enfermedad se cuentan:

  • Pérdida de peso sin causa aparente.
  • Sed constante y excesiva.
  • Fatiga.
  • Irritabilidad.
  • Visión borrosa.

Diabetes y embarazo

Las preguntas que se hacen las pacientes que tienen diabetes y cursan un embarazo, o desean quedar embarazadas, son lógicas y muy frecuentes. Los principales interrogantes que abordamos desde WeFIV tienen que ver con los controles médicos de rutina y las claves para llevar una vida más sana y activa.

Esto es muy importante porque la diabetes en el embarazo causa un aumento de la glucemia y la insulina en la madre. Esto produce un sobrecrecimiento del niño por nacer, mayor peso y posibles alteraciones al momento del parto.

¿De qué se trata la diabetes tipo 2?

Según la OMS, 62 millones de personas en América tienen diabetes tipo 2, una enfermedad prevenible mediante la incorporación a la vida cotidiana de hábitos saludables como la realización de actividad física y una dieta sana con control de peso; además de concurrir al médico al menos una vez por año.

Por otro lado, en el caso de las mujeres que tienen diabetes gestacional, el riesgo de desarrollar a posteriori diabetes tipo 2 es mayor, tanto para ellas como para los bebés.

“Es recomendable que las pacientes con Diabetes tipo 2, lleven una dieta saludable, estabilicen su peso y disminuyan la glucemia. A veces, el tratamiento se complementa con una medicación y con eso, suelen mejorar mucho el estado de salud antes de empezar el embarazo. De todos modos, las mujeres deben seguirse cuidando durante el tratamiento de reproducción asistida y durante todo el período gestacional”, expuso la especialista de WeFIV, agregando que estas mujeres tienen mayores posibilidades de requerir un tratamiento de fertilidad.

Diabetes gestacional

Se trata de la Diabetes detectada durante el embarazo (es decir sin que la futura mamá la padezca previamente), esta patología se produce cuando el cuerpo no puede generar suficiente insulina o se produce una insulino resistencia, y recibe el nombre de diabetes gestacional.

Se caracteriza por ser una condición transitoria: empieza durante la gestación y termina tras el nacimiento.

A las mamás con diabetes gestacional se les hace un examen de detección en el segundo trimestre de gestación. En caso de hacerse presente la enfermedad, inmediatamente comienza el tratamiento que incluye una alimentación saludable y la práctica regular de ejercicio; independientemente de que puede darse el caso de que se requiera insulina.

De acuerdo con los especialistas, entre el 40% y 60% de los casos responde muy satisfactoriamente con un programa de ejercicios y dieta guiado por especialistas como los que se desempeñan en nuestro centro.

Cuidados durante el embarazo

Si bien la diabetes tipo 1 no es prevenible y suele manifestarse durante la infancia o la juventud, según la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, en el caso de la mujer embarazada que recibe insulina debemos tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Plan de alimentación para seguir durante su embarazo.
  • Plan de actividad física seguro.
  • Medición periódica del azúcar en la sangre.
  • Tomar los medicamentos tal como se lo ha indicado el diabetólogo.

¿Afecta la diabetes a la fertilidad?

Las noticias referidas a la posibilidad de lograr un embarazo seguro y saludable teniendo diabetes son más que alentadoras, ya que, adquiriendo un buen control de la glucemia en sangre, dicha enfermedad no es un problema para conseguir una concepción eficaz.

La excepción sería la presencia de complicaciones como por ejemplo el síndrome de ovario poliquístico (vinculado con la diabetes tipo 2), el síndrome metabólico o la obesidad.

Por otro lado, una diabetes mal diagnosticada o con un control deficiente puede producir en la mujer la alteración en la producción de estrógenos y la progesterona, aumento de testosterona, y otros trastornos.

“Las pacientes de Diabetes tipo 2, que tienen sobrepeso y son insulino resistentes, son las típicas pacientes a las que les cuesta quedar embarazadas, porque tienen alteraciones metabólicas y hormonales. Por eso, en general tienen más chances de requerir un tratamiento de fertilidad. Además, es posible que en el embarazo tengan más riesgo de complicaciones. Por este motivo, es conveniente que regularicen su peso y que normalicen su glucemia, antes de hacer el tratamiento y previamente a llevar adelante un embarazo”, refirió la Dra. Doris Raso, especialista de WeFIV.

Y lo mismo ocurre en el caso del varón: sin control de su enfermedad, tanto la calidad del esperma como los trastornos en la eyaculación o la disfunción eréctil, dificultan la posibilidad de ser padres.

¡Sí a la vida activa!

Controlar la glucemia y el peso, evitar el alcohol, realizar actividad física de manera regular y llevar una dieta saludable se cuentan entre las claves más importantes para llevar una mejor calidad de vida.

Tanto la diabetes tipo 1, como la tipo 2, pueden afectar la fertilidad de diversas maneras.

Por eso, en el marco del Día Mundial de la Diabetes, desde WeFIV te brindamos algunos consejos para mejorar tu anhelo de ser mamá:

  • Controlar tu glucemia
  • Evitar el sedentarismo, el sobrepeso y la obesidad, factores de riesgo de la diabetes tipo 2.
  • Llevar adelante una alimentación saludable (comer gran cantidad de frutas y verduras).
  • Practicar actividad física en forma regular.
  • Evitar el consumo de tabaco y de alcohol.

Es de suma importancia que tomes todas las medidas de prevención y conozcas los cuidados necesarios para conseguir una mejor calidad de vida.

Esperamos que lo mencionado anteriormente sea de gran ayuda si atraviesas por Diabetes o tienes algún familiar con esta patología.

Dra. Doris Raso

Medicina Reproductiva

Notas relacionadas

Buscar