EnglishSpanish

Teléfonos

Por primera vez, llamar al 0810-266-4207
Si ya sos paciente 0810-220-2200

EnglishSpanish

¿Tener VIH afecta la fertilidad?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el VIH, continúa siendo uno de los mayores problemas para la salud pública mundial. Se calcula que a finales de 2020 había 37,7 millones que vivían con VIH a nivel mundial.

Ante la pregunta sobre si el VIH/SIDA afecta la fertilidad, la respuesta de nuestros especialistas es: “el virus del HIV no afecta directamente la fertilidad ni en hombres, ni en mujeres”, afirma la Dra. Natalia Fernández Peri, directora médica WeFIV.

VIH/SIDA y tratamientos de reproducción asistida

Uno de los aspectos poco abordados cuando hablamos del VIH es su relación con la fertilidad y la posibilidad de que un paciente que presenta la enfermedad pueda hacer realidad el deseo de tener un hijo.

En este sentido, la doctora Fernández Peri destaca la importancia de los tratamientos de reproducción asistida como una opción para las personas con VIH cuyo sueño es alcanzar la maternidad o paternidad.

“Las técnicas de reproducción asistida son una buena alternativa para evitar la transmisión a la pareja, cuando se trata de una pareja serodiscordante (es decir, que uno tiene HIV y el otro no). Lo que se busca es -sean él o ella positivos- que consigan tener un embarazo sin el riesgo de transmisión del virus entre ellos”, añade la médica.

A continuación, respondemos otras de las preguntas que surgen en torno a la búsqueda de un embarazo cuando hay un diagnóstico de VIH/SIDA presente.

En una pareja que busca el embarazo, ¿qué se hace cuando el hombre tiene VIH?

Al llegar al consultorio médico, una de las inquietudes que intentan resolver los pacientes con SIDA y que quieren ser padres, es qué deben hacer para lograr este anhelo pese a su diagnóstico.

“En el caso de una pareja serodiscordante, cuando el positivo es el varón lo que más se recomienda es realizar tratamientos de reproducción asistida para evitar la transmisión a la mujer a través del semen. El objetivo, entonces, es que la futura madre no se contagie”, indica la Dra. Natalia Fernández Peri.

Otra alternativa, de acuerdo con la directora médica de WeFIV, es tener relaciones sexuales programadas y puntuales durante la ovulación para lograr alcanzar el embarazo. Esto puede darse únicamente en los casos en que el varón está negativizado; es decir, con carga viral no detectable (el virus no está presente en la sangre) ybajo autorización expresa del infectólogo.

¿El SIDA puede transmitirse durante el embarazo?

Lo cierto es que el virus del SIDA sí se transmite durante el embarazo de la madre gestante al bebé. “Esto se llama transmisión vertical, porque hablamos de un virus que atraviesa la placenta. También se transmite por la leche materna y por el contacto con la sangre en el canal del parto”, agrega la doctora Fernández Peri.

La especialista de WeFIV explica que “para evitar esta transmisión vertical contamos con el tratamiento antirretroviral (TAR) para suprimir la replicación del VIH en la mujer embarazada, que busca lograr la seroconversión. En caso que esto no se consiga, cuanta menor carga viral haya en sangre, menor será el riesgo de transmisión vertical.”

¿Por qué pacientes con SIDA recurren a Tratamientos de Reproducción Asistida?

El virus del VIH no afecta la fertilidad en hombres ni en mujeres, entonces ¿por qué recurrir a tratamientos de reproducción asistida?’. La respuesta es que, como se destacó anteriormente, estos contribuyen enormemente a evitar la transmisión en caso que se trate de una pareja serodiscordante.

Por su parte, la Dra. Natalia Fernández Peri también detalla cuáles son los mejores tratamientos de reproducción asistida cuando hay un diagnóstico de VIH en alguno de los futuros padres.

“En el caso que el hombre sea VIH positivo y la mujer negativa, lo que se indica es un tratamiento de reproducción de baja o alta complejidad, con semen lavado y testeado por un estudio PCR. Con ese examen se ve si hay virus en el plasma seminal, y si el semen está libre de virus se puede llevar adelante cualquier tipo de tratamiento”, sostiene la experta.

Entre tanto, la médica de WeFIV detalla que cuando es la mujer la que arroja el diagnóstico VIH positivo, el problema es que va a contagiar al hombre a través de la relación sexual. “En este caso, lo que se recomienda es la inseminación artificial si la mujer es joven y tiene indicación de baja complejidad; y sino un tratamiento de alta complejidad, pero por indicación de edad y no por tener VIH. El tratamiento se definirá según cada caso y diagnóstico en particular”, completa la Dra. Fernández Peri.

¿Es recomendable que una mujer con VIH congele óvulos para preservar la fertilidad?

No hay ninguna indicación específica para que una persona que tenga VIH deba preservar su fertilidad. Lo importante al pensar en congelar óvulos es la edad en la que esa mujer querrá ser madre. El VIH de por sí no compromete la fertilidad y por eso no conlleva indicación de preservarla.

“Toda mujer con una patología de base, sea infectológica o tumoral, debe tener en cuenta que tal vez necesite retrasar su maternidad por causas médicas, y entonces tener óvulos guardados es una buena alternativa”, finaliza la especialista.

¿Los hombres deberían hacer tratamientos de criopreservación de semen en presencia del VIH?

Del mismo modo que una mujer no tiene una indicación precisa, un paciente masculino con VIH no tiene tampoco que recurrir a la criopreservación de semen.

El espermatozoide no posee VIH, ya que el virus está en el plasma seminal, que es el líquido en el cual se encuentra en el semen.

Lo indicado, en este caso, es realizar un espermograma y vitrificar la mitad del semen. A la otra mitad se le debe realizar un análisis (PCR) para verificar si allí hay virus, y si el resultado es negativo, se puede utilizar esa muestra para cualquier tratamiento de reproducción asistida.

Si bien la carga viral no siempre es negativa, cuando esto sucede en un momento determinado, es importante que el hombre aproveche para vitrificar, con el objetivo de evitar otros momentos donde pueda tener la carga viral más alta o detectable.

Por otro lado, lo que va a generar que el bebé tenga el virus es que la madre tenga VIH y se lo transmita, no el espermatozoide. En este sentido, la lactancia está contraindicada en mujeres con dicha patología, porque transmiten el virus a través de la leche.

Esperamos haberte ayudado con esta información para que, si estás pensando en ser madre o padre y tenés la enfermedad, sepas que con atención y cuidados podés lograr tu sueño, y que tu bebé nazca y crezca sano.

EBook Fertilidad Real

Fertilidad Real: nuestro eBook gratuito sobre infertilidad

A partir de testimonios y con el objetivo puesto en brindar acompañamiento WeFIV lanza su eBook “Fertilidad Real, dando lugar al poder de la palabra, en la búsqueda del embarazo”. Esta es la premisa del libro digital que pretende ser una guía de consulta -y a la vez de acompañamiento- para quienes les toca transitar el camino de la infertilidad

Leer »

Aviso legal

El Sitio Web del Instituto Valenciano de Infertilidad – IVI, Buenos Aires, Argentina, – (en adelante, “el Sitio”) es propiedad de IVI Buenos Aires S.A. (en adelante, “IVI”) con domicilio en Av. Del Libertador 5968, PB, Ciudad de Buenos Aires, Argentina.

IVI pone a su disposición la información sobre sus actividades, productos y servicios a través de este Sitio. La totalidad de los contenidos de las páginas de nuestro Sitio son propiedad exclusiva y excluyente de IVI. Quedan reservados todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. El acceso a los contenidos del Sitio no implica concesión de licencia de uso de los indicados derechos, por lo que, salvo autorización expresa y escrita por parte de sus titulares -IVI Buenos Aires S.A. queda prohibida su reproducción, modificación, distribución o comunicación pública de acuerdo con la legislación argentina vigente.

Todo enlace utilizado en este Sitio se proporciona para el uso y la comodidad del visitante. La existencia de un enlace, no necesariamente constituye una aprobación o recomendación del mismo, ni de que dicha Web tenga relación alguna con IVI. Es responsabilidad del usuario tomar sus propias decisiones respecto de si la información de sitios externos relacionados a éste por medio de un enlace es precisa, actual, fiable y correcta.

Este Sitio puede visitarse desde países de todo el mundo y en consecuencia, puede contener referencias a servicios de IVI que no se prestan en su país. Estas referencias no implican que IVI preste o tenga la intención de prestar dichos servicios en un país determinado, puesto que los servicios ofrecidos dependerán de la existencia de Clínica, de su oferta de servicios y de la legislación del país en el que se encuentre. A todos los efectos este Sitio se encuentra sometido a la legislación de Argentina y a los Tribunales Ordinarios de la ciudad de Buenos Aires.

IVI podrá modificar estos Términos y Condiciones en cualquier momento haciendo públicos en el Sitio los términos modificados. Los términos modificados entrarán en vigencia a los 10 (diez) días de su publicación.

El uso del sitio y/o sus servicios implica la aceptación de estos Términos y Condiciones.

Datos Personales

En el marco de la Política de Privacidad, IVI mantendrá en absoluta confidencialidad la totalidad de los Datos Personales suministrados por los usuarios del Sitio, salvo en los casos en los que la Ley de Protección de Datos Personales permite su divulgación.

Los Datos Personales proporcionados por los Usuarios serán procesados por IVI e incorporados a la correspondiente base automatizada de datos de la que IVI será titular y responsable (la “Base de Datos”). A través de la aceptación de los Términos y Condiciones y de la creación y/o utilización de su Cuenta, Usted consiente dicho tratamiento que será utilizado para proporcionarle un mejor servicio y para realizar acciones de marketing directo, salvo que Usted solicite lo contrario, siempre en cumplimiento de la Ley de Protección de Datos Personales N° 25.326.

Para ejercer sus derechos de acceso, rectificación y supresión de sus Datos Personales en la Base de Datos, por favor comuníquese con info@wefiv.com

IVI ha adoptado los niveles de seguridad de protección de los Datos Personales legalmente requeridos, y ha instalado todos los medios y medidas técnicas a su alcance para evitar la pérdida, mal uso, alteración, acceso no autorizado y robo de los Datos Personales.

Indemnidad

El Usuario se obliga en forma expresa e irrevocable a mantener absolutamente indemne a IVI y/o sus sociedades vinculadas, funcionarios, directivos, administradores, representantes y empleados, respecto a cualquier reclamo y/o demanda y/o sanción extrajudicial, administrativo o judicial, iniciado por otros Usuarios, terceros o por cualquier organismo nacional, municipal o provincial. relacionado con sus actividades en el Sitio, el cumplimiento o y/o incumplimiento de estos Términos y Condiciones.
El Usuario acepta que el uso del Sitio se realiza bajo su propia, exclusiva y única responsabilidad. IVI no se responsabiliza por ningún daño o perjuicio, directo o indirecto, incluyendo sin ningún tipo de limitación daños producidos por las pérdidas de chance, pérdidas o deterioros de la información, ni por las demoras, interrupciones y defectos que pudieran existir en las transmisiones, mediante la utilización del Sitio, así como tampoco de los virus o fallas del sistema, siempre que ello no sea imputable a IVI.

IVI no se hará responsable en ningún caso de los contenidos ni de las opiniones expresadas por los usuarios a través de nuestros servicios online.

IVI suministra el contenido y los servicios que están disponibles en el Sitio, con sujeción a las siguientes Condiciones de Navegación (en adelante, “las Condiciones de Navegación”) y a la Política de Privacidad (en adelante, “Política de Privacidad”).
Al acceder o usar el Sitio, el usuario reconoce que ha leído, entendido y aceptado, sin limitación ni reserva alguna, queda obligado por las presentes Condiciones de Navegación y por la Política de Privacidad que quedan incorporadas al Sitio.
Asimismo, el usuario declara ser mayor de edad y disponer de la capacidad jurídica suficiente para vincularse por las presentes Condiciones de Navegación y por la Política de Privacidad que quedan incorporadas al Sitio.

1) Obligaciones y responsabilidades del usuario del Sitio

Al acceder o usar el Sitio el usuario deberá atenerse a las presentes Condiciones de Navegación y a las advertencias o instrucciones especiales de acceso o uso contenidas en el mismo. Deberá actuar en todo momento conforme a derecho, costumbre y a los requisitos de buena fe, con la diligencia que corresponda a la naturaleza de la información, declaraciones o cualquier otro contenido o servicios de los que se beneficie. El usuario no podrá efectuar ningún cambio o modificación en la información, declaraciones u otro contenido o servicios que aparezcan en este Sitio ni menoscabar en modo alguno su integridad o funcionamiento.

El tratamiento de los datos que el usuario facilite a IVI, por ejemplo, su nombre o su dirección de correo electrónico, está sujeto a la Política de Privacidad.

La información que el usuario proporcione a IVI deberá ser siempre fiel y exacta. Si de manera negligente o dolosa incumpliera cualquiera de las obligaciones establecidas en las presentes Condiciones de Navegación o en nuestra Política de Privacidad, responderá de todos los daños y perjuicios que de dicho incumplimiento pudieran derivarse para IVI.

2) Declaraciones y Garantías. Limitación de Responsabilidad

El contenido y servicios ofrecidos en el Sitio tienen un carácter meramente informativo y se presentan “como son”. Por consiguiente, al ofrecerlos IVI no da al usuario ninguna garantía ni manifestación en relación con estas Condiciones de Navegación o con el Sitio, inclusive, a título enunciativo, garantías de comerciabilidad, ausencia de infracción o idoneidad para un determinado fin, salvo en la medida en que por ley no puedan excluirse tales declaraciones y garantías.

A mayor abundamiento, los estados de cuenta y saldos por cobrar informados por IVI en el Sitio no son liquidaciones de deuda ni pueden interpretarse como constancia de pagos realizados, sino que son indicativas, y dado que no se actualizan en tiempo real pueden no contener información sobre pagos recientes, o nuevas deudas por servicios. Asimismo, si se incurre en error informático y se informa menor deuda a la existente a un día determinado, ya sea por falta de contabilización de facturas emitidas, o una carga de pagos que no fueron realizados, ello no implicará bajo ninguna circunstancia un reconocimiento por parte de IVI, ni una condonación, remisión o diferimiento de pago. A fin de comprobar el real saldo de cuenta deberán solicitarlo por escrito al siguiente correo electrónico: ivibuenosaires@ivi.es

El usuario conviene en que, en los máximos términos permitidos por la legislación aplicable, IVI no se responsabilizará ni responderá en ningún caso de

  1. la interrupción de la actividad;
  2. los retrasos o interrupciones en el acceso al Sitio;
  3. la falta de entrega, entrega errónea, corrupción, destrucción u otra modificación de datos;
  4. los daños y perjuicios de cualquier tipo derivados de operar con enlaces a sitios distintos del Sitio o de su presencia en éste;
  5. los virus informáticos, fallos o mal funcionamiento de sistema que puedan producirse en relación con el uso del Sitio por su parte, inclusive mediante hiperenlaces a o desde sitios web de terceros;
  6. la obligación de controlar o verificar la información, declaraciones o cualquier otro contenido o servicios del Sitio o de los de otros sitios web a los que pueda accederse a través de hiperenlaces existentes en el Sitio; o
  7. los acontecimientos que se encuentren fuera de nuestro control razonable.

 

La única obligación y responsabilidad de IVI en relación con el contenido del Sitio consiste en eliminar de éste, lo antes posible, la información, declaraciones o cualquier otro contenido o servicios que sean incorrectos o sustituirlos por información, declaraciones, contenido o servicios correctos.

Siempre que cumpla las obligaciones descritas en el párrafo precedente, ni IVI ni sus gerentes, empleados, entidades asociadas o socios responderán de ningún tipo de daños y perjuicios en que pudiera usted incurrir como consecuencia del uso o acceso, o de la ausencia de uso o acceso, del Sitio o de cualquier otro al que pueda accederse a través de los hiperenlaces existentes en el Sitio, ni de daños y perjuicios de ningún tipo que pueda sufrir como consecuencia del acceso o uso del contenido o servicios.