¿Tener VIH afecta la fertilidad?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el VIH, continúa siendo uno de los mayores problemas para la salud pública mundial. Se calcula que a finales de 2020 había 37,7 millones que vivían con VIH a nivel mundial.

Ante la pregunta sobre si el VIH/SIDA afecta la fertilidad, la respuesta de nuestros especialistas es: “el virus del HIV no afecta directamente la fertilidad ni en hombres, ni en mujeres”, afirma la Dra. Natalia Fernández Peri, directora médica WeFIV.

VIH/SIDA y tratamientos de reproducción asistida

Uno de los aspectos poco abordados cuando hablamos del VIH es su relación con la fertilidad y la posibilidad de que un paciente que presenta la enfermedad pueda hacer realidad el deseo de tener un hijo.

En este sentido, la doctora Fernández Peri destaca la importancia de los tratamientos de reproducción asistida como una opción para las personas con VIH cuyo sueño es alcanzar la maternidad o paternidad.

“Las técnicas de reproducción asistida son una buena alternativa para evitar la transmisión a la pareja, cuando se trata de una pareja serodiscordante (es decir, que uno tiene HIV y el otro no). Lo que se busca es -sean él o ella positivos- que consigan tener un embarazo sin el riesgo de transmisión del virus entre ellos”, añade la médica.

A continuación, respondemos otras de las preguntas que surgen en torno a la búsqueda de un embarazo cuando hay un diagnóstico de VIH/SIDA presente.

En una pareja que busca el embarazo, ¿qué se hace cuando el hombre tiene VIH?

Al llegar al consultorio médico, una de las inquietudes que intentan resolver los pacientes con SIDA y que quieren ser padres, es qué deben hacer para lograr este anhelo pese a su diagnóstico.

“En el caso de una pareja serodiscordante, cuando el positivo es el varón lo que más se recomienda es realizar tratamientos de reproducción asistida para evitar la transmisión a la mujer a través del semen. El objetivo, entonces, es que la futura madre no se contagie”, indica la Dra. Natalia Fernández Peri.

Otra alternativa, de acuerdo con la directora médica de WeFIV, es tener relaciones sexuales programadas y puntuales durante la ovulación para lograr alcanzar el embarazo. Esto puede darse únicamente en los casos en que el varón está negativizado; es decir, con carga viral no detectable (el virus no está presente en la sangre) ybajo autorización expresa del infectólogo.

¿El SIDA puede transmitirse durante el embarazo?

Lo cierto es que el virus del SIDA sí se transmite durante el embarazo de la madre gestante al bebé. “Esto se llama transmisión vertical, porque hablamos de un virus que atraviesa la placenta. También se transmite por la leche materna y por el contacto con la sangre en el canal del parto”, agrega la doctora Fernández Peri.

La especialista de WeFIV explica que “para evitar esta transmisión vertical contamos con el tratamiento antirretroviral (TAR) para suprimir la replicación del VIH en la mujer embarazada, que busca lograr la seroconversión. En caso que esto no se consiga, cuanta menor carga viral haya en sangre, menor será el riesgo de transmisión vertical.”

¿Por qué pacientes con SIDA recurren a Tratamientos de Reproducción Asistida?

El virus del VIH no afecta la fertilidad en hombres ni en mujeres, entonces ¿por qué recurrir a tratamientos de reproducción asistida?’. La respuesta es que, como se destacó anteriormente, estos contribuyen enormemente a evitar la transmisión en caso que se trate de una pareja serodiscordante.

Por su parte, la Dra. Natalia Fernández Peri también detalla cuáles son los mejores tratamientos de reproducción asistida cuando hay un diagnóstico de VIH en alguno de los futuros padres.

“En el caso que el hombre sea VIH positivo y la mujer negativa, lo que se indica es un tratamiento de reproducción de baja o alta complejidad, con semen lavado y testeado por un estudio PCR. Con ese examen se ve si hay virus en el plasma seminal, y si el semen está libre de virus se puede llevar adelante cualquier tipo de tratamiento”, sostiene la experta.

Entre tanto, la médica de WeFIV detalla que cuando es la mujer la que arroja el diagnóstico VIH positivo, el problema es que va a contagiar al hombre a través de la relación sexual. “En este caso, lo que se recomienda es la inseminación artificial si la mujer es joven y tiene indicación de baja complejidad; y sino un tratamiento de alta complejidad, pero por indicación de edad y no por tener VIH. El tratamiento se definirá según cada caso y diagnóstico en particular”, completa la Dra. Fernández Peri.

¿Es recomendable que una mujer con VIH congele óvulos para preservar la fertilidad?

No hay ninguna indicación específica para que una persona que tenga VIH deba preservar su fertilidad. Lo importante al pensar en congelar óvulos es la edad en la que esa mujer querrá ser madre. El VIH de por sí no compromete la fertilidad y por eso no conlleva indicación de preservarla.

“Toda mujer con una patología de base, sea infectológica o tumoral, debe tener en cuenta que tal vez necesite retrasar su maternidad por causas médicas, y entonces tener óvulos guardados es una buena alternativa”, finaliza la especialista.

¿Los hombres deberían hacer tratamientos de criopreservación de semen en presencia del VIH?

Del mismo modo que una mujer no tiene una indicación precisa, un paciente masculino con VIH no tiene tampoco que recurrir a la criopreservación de semen.

El espermatozoide no posee VIH, ya que el virus está en el plasma seminal, que es el líquido en el cual se encuentra en el semen.

Lo indicado, en este caso, es realizar un espermograma y vitrificar la mitad del semen. A la otra mitad se le debe realizar un análisis (PCR) para verificar si allí hay virus, y si el resultado es negativo, se puede utilizar esa muestra para cualquier tratamiento de reproducción asistida.

Si bien la carga viral no siempre es negativa, cuando esto sucede en un momento determinado, es importante que el hombre aproveche para vitrificar, con el objetivo de evitar otros momentos donde pueda tener la carga viral más alta o detectable.

Por otro lado, lo que va a generar que el bebé tenga el virus es que la madre tenga VIH y se lo transmita, no el espermatozoide. En este sentido, la lactancia está contraindicada en mujeres con dicha patología, porque transmiten el virus a través de la leche.

Esperamos haberte ayudado con esta información para que, si estás pensando en ser madre o padre y tenés la enfermedad, sepas que con atención y cuidados podés lograr tu sueño, y que tu bebé nazca y crezca sano.

Dra. Natalia Fernández Peri

Reproducción Asistida

Notas relacionadas

Buscar