Del Estigma a la Esperanza: Superando los Obstáculos de la Infertilidad Masculina

La sociedad moderna tiene varios tabúes, uno de ellos es la infertilidad masculina. Esta condición, que ha sido rodeada históricamente de silencio y estigmatización, comienza a salir a la luz como un problema social más frecuente de lo que se pensaba. Los hombres que padecen esta condición tienen una lucha solitaria y silenciosa, vivimos en una cultura donde se relaciona la fertilidad del hombre con la virilidad. Incluso muchos de ellos en su dolor interno niegan su condición y no afrontan el problema.

No obstante, con el transcurso de los años, la información y gracias a la apertura mental que las nuevas generaciones adquieren, la esterilidad masculina deja de ser una condición rodeada de sombras y comienza gradualmente a recibir la atención que merece tanto en el ámbito social como médico.   

Descifrando las Causas de la Infertilidad Masculina y su Diagnóstico

Las causas de esterilidad masculina son muy diversas incluso varios factores externos pueden comprometerla. Un hombre fértil puede verse afectado por diferentes agentes exógenos o toxinas, como las drogas, el cigarrillo, el uso de anabólicos; también la obesidad y el sedentarismo afectan la producción y la calidad de los espermatozoides.

A la hora de determinar las causas del porqué es un hombre infértil podemos hacer la siguiente segmentación:

  • Causas Pre testiculares
  • Causas Testiculares
  • Causas Post testiculares

Infertilidad del hombre por causas pre testiculares

Las causas pre testiculares que afectan a la fertilidad del hombre se relacionan a todos aquellos factores que afectan la producción de esperma antes de la estimulación de los testículos para su producción.

Alguno de los motivos por los cuales se puede ver afectada dicha producción son:

Trastornos hormonales 

Los desequilibrios hormonales, como la deficiencia de testosterona o el exceso de prolactina pueden conllevar a una producción de esperma deficiente. Estas hormonas están relacionadas con la función testicular, y los desequilibrios pueden ser causados por problemas de funcionamiento de glándulas como la Pituitaria.  

Enfermedades crónicas o patologías 

Algunas afecciones médicas crónicas como por ejemplo la diabetes, la hipertensión arterial, la obesidad, y las enfermedades renales pueden afectar negativamente la producción de espermatozoides.

Algunas drogas pueden contribuir a la esterilidad masculina 

Los esteroides anabólicos, los antiandrógenos y los tratamientos para el cáncer pueden afectar la producción de espermatozoides adecuadamente. Estas drogas podrían interferir con la función testicular, y suprimir la producción de hormonas sexuales.

Radiación y quimioterapia 

Los tratamientos contra el cáncer pueden ser una causa importante para hacer a un hombre infértil. La exposición a radiaciones ionizantes o a drogas quimioterapéuticas comúnmente utilizadas en tratamientos de esta enfermedad, pueden dañar las células germinales de los testículos.  Consecuentemente la producción de esperma se puede ver drásticamente reducida, o incluso conllevar a la esterilidad masculina.

Algunas de las causas pre-testiculares pueden ser tratadas para aumentar el periodo fértil en hombres, pero otras pueden ser difíciles de abordar y hasta definitivas.

Infertilidad masculina por causas testiculares 

Las causas testiculares que afectan la fertilidad de un hombre suelen ser aquellas donde hay patologías que afectan la producción testicular. Como ser traumatismos, mal descenso testicular, también conocido como criptorquidia, algún proceso infeccioso o inflamación testicular.

Varicocele y sus consecuencias en la fertilidad del hombre 

Esta afección se refiere a la dilatación de venas dentro del escroto, lo que podría traer como consecuencia el aumento de la temperatura testicular y la misma afectar negativamente la producción de espermatozoides, tanto en calidad como en cantidad. Esta puede ser una causa tratable si se realiza una cirugía menor para resolver el problema. Mediante los pertinentes exámenes de fertilidad masculina se puede determinar si el varicocele está afectando o no su capacidad para concebir.

Trauma testicular 

Algunas lesiones en los testículos, ya sea por un trauma directo, como un golpe o laceración, o bien un trauma repetitivo; pueden dañar los tejidos testiculares. Cuando los tejidos de estos órganos se ven afectados puede dar como resultado una deficiente producción de esperma. La gravedad del daño determina si hay tratamiento posible para poder revertirlo o de lo contrario, ser definitivo. Siempre es recomendable realizar un estudio de fertilidad masculina posterior a cualquier tipo de trauma para asegurar la correcta producción de esperma.

Las Infecciones pueden disminuir la fertilidad del hombre

Algunas infecciones pueden causar inflamación en los tejidos testiculares causando daños y reduciendo la producción de esperma. Dependiendo de la gravedad de la infección y el daño causado por la misma, el proceso puede ser reversible. No obstante, algunas infecciones pueden causar un daño permanente en los tejidos dando como resultado la esterilidad en el hombre.

Criptorquidia: Mal descenso testicular 

Es una condición en la que uno a ambos testículos no desciende correctamente al escroto. Puede afectar negativamente el desarrollo de la fertilidad del hombre disminuyendo la producción de esperma. Existen correcciones quirúrgicas las cuales realizadas de manera temprana puede ayudar a prevenir o al menos reducir los problemas de fertilidad masculina futuros asociados a la Criptorquidia.  

Exposición a toxinas y sustancias nocivas 

La exposición prolongada a algunas sustancias contaminantes como el plomo, metales pesados, solventes industriales o pesticidas son capaces de dañar el tejido testicular. Según el tipo de sustancia y el grado de exposición el daño podría ser irreversible y terminar en la infertilidad masculina.

Pérdida de fertilidad masculina por causas post testiculares 

Las causas post testiculares son aquellas que afectan de algún modo el transporte de los espermatozoides desde los testículos al exterior del cuerpo. Pueden darse por algún traumatismo, por algún proceso infeccioso, por intervenciones como la vasectomía, o bien por quistes prostáticos no tumorales. Esta última patología es más frecuente en pacientes con volúmenes eyaculatorios bajos.

Infertilidad del hombre por Obstrucciones del tracto reproductivo 

Por una variedad de condiciones puede haber algún tipo de obstrucción del tracto reproductivo masculino. Una de las causas puede ser la obstrucción de los conductos deferentes, son los encargados de transportar los espermatozoides desde los testículos hasta la uretra. Por otro lado puede haber un bloqueo de la uretra o algún problema de eyaculación. Este tipo de obstrucciones pueden ser congénitas o bien pueden aparecer después de una infección o inflamación.

Vasectomía 

La vasectomía es una intervención quirúrgica del hombre. En la misma se ligan o cortan los conductos deferentes para evitar la salida de espermatozoides durante la eyaculación. Si bien este procedimiento es un método anticonceptivo muy efectivo, puede causar infertilidad masculina en el caso de querer revertir el proceso.

Disfunción de las vesículas seminales 

Las vesículas seminales son glándulas que producen parte del líquido seminal, que ayuda a transportar y nutrir a los espermatozoides. La disfunción de estas glándulas puede afectar la calidad del semen y la capacidad de los espermatozoides para moverse y fertilizar un óvulo.

Infecciones del tracto reproductivo 

Las infecciones del tracto reproductivo, como la prostatitis (inflamación de la próstata) o la epididimitis (inflamación del epidídimo), pueden causar cicatrización y obstrucciones que afectan el transporte de espermatozoides.

Opciones terapéuticas para tratar la infertilidad masculina 

Como comentamos anteriormente las causas de la infertilidad son muy diversas y así también sus tratamientos. Es importante detectar la causa y abordar el procedimiento adecuado para cada una de los tipos de afecciones que afectan la vida fértil del hombre.

Desde el Centro de Reproducción WeFIV recomendamos consultar con especialistas cuando, tras seis meses o un año de búsqueda infructuosa por lograr un embarazo, el hombre advierta ciertas molestias o complicaciones.

El primer paso sería realizar una prueba de infertilidad masculina, con ella se podrá observar el estado de situación actual y el grado del problema. Se analizarán en ellas factores clave que afectan la fertilidad como, volumen de semen eyaculado, concentración espermática, motilidad de los espermatozoides, morfología, Viabilidad y recuento total de espermatozoides. Con toda esta información un especialista puede tomar decisiones de qué tratamiento sugerir al paciente.

Una vez determinada la situación y la causa de la infertilidad del hombre o menor potencial de fertilidad pueden surgir tratamientos como:

  • Cirugía varicocelectomía (en el caso de varicocele)
  • Antibióticos (en caso de infección seminal)
  • Desobstrucción de la vía seminal (en casos de pacientes con obstrucción)
  • Corrección de los factores de riesgo
  • Toma de antioxidantes que mejoran la calidad espermática

En la actualidad existen avances médicos que permiten mejores diagnósticos y en consecuencia mejores terapias, para tratar esta problemática.

Terapias Complementarias y Alternativas para reducir el riesgo de Infertilidad en el hombre 

La relevancia de los malos hábitos en el estilo de vida de los hombres es un tema de vital impacto en la fertilidad masculina. El tabaquismo, consumo de drogas, alcohol o el propio sedentarismo y el estrés pueden ser factores negativos en la calidad del esperma.

“Nosotros siempre recomendamos los cambios de “malos” hábitos. Hay muchos factores exógenos que pueden afectar la fertilidad masculina y se pueden corregir. Por ejemplo, el sedentarismo, ser fumador, el sobrepeso, tratamos de cambiar esos factores tóxicos que influyen tanto a nivel corporal como espermático.” Agrega el Doctor Omar Layus, andrólogo de WeFIV.

En el caso del sedentarismo puede verse afectada la circulación sanguínea, pudiendo no irrigar correctamente los testículos, y en consecuencia podría afectar negativamente la producción de esperma. El consumo de drogas, alcohol o tabaco puede afectar, la calidad del esperma pudiendo derivar en una disminución del potencial fértil del hombre.

Alternativas para la infertilidad masculina 

La medicina moderna cuenta con diversos tratamientos para que un hombre que sufre alguna de estas condiciones, continúe con su camino de ser padre. La infertilidad masculina tiene distintos grados de gravedad, donde quizás por métodos naturales no logran concebir, pero sí hay tratamientos de fertilidad que pueden ayudar a un hombre a ser padre.

La Fecundación in Vitro 

Existen casos donde los espermatozoides son muy pocos o bien su viabilidad es muy baja, y naturalmente las probabilidades de embarazo son muy remotas.

En estos casos la Fecundación in Vitro (FIV) es especialmente relevante para parejas donde el hombre presenta problemas de infertilidad. En los casos donde el hombre tiene una baja calidad espermática, como ser una baja concentración, motilidad o morfología anormal de los espermatozoides la FIV podría ser una opción viable para lograr concebir.

En este procedimiento de reproducción asistida los óvulos de la mujer se extraen y se combinan en el laboratorio con los espermatozoides del hombre. Después de la fecundación los embriones resultantes del procedimiento son transferidos al útero materno.

Inseminación Artificial para casos de movilidad baja  

Hay casos de menor gravedad donde los problemas de infertilidad masculina se relacionan con la movilidad de los espermatozoides. En estos casos por vías naturales no son capaces de alcanzar el óvulo y fecundarlo. Para este tipo de condición existe la Inseminación Artificial, es un procedimiento de reproducción asistida donde se introducen espermatozoides previamente seleccionados en el útero de la mujer durante su período fértil.

Esta técnica puede ayudar a las parejas con dificultades de fertilidad causadas por problemas en la calidad o cantidad de esperma. La inseminación artificial aumenta la probabilidad de que los espermatozoides alcancen el óvulo, facilitando la concepción. Es un procedimiento menos invasivo y costoso que la Fecundación in Vitro, y puede ser utilizado como tratamiento inicial en muchos casos de infertilidad.

Desde WeFIV, nuestro centro de reproducción asistida en Buenos Aires, queremos dar un mensaje de esperanza a todos los hombres que sufren algún tipo de las afecciones comentadas en la nota. No debe ser más una lucha silenciosa y un tabú, es mucho más frecuente y común de lo que se sabe, y la medicina moderna tiene muchas alternativas para ayudarte a ser padre.

Buscar