¿Qué es la meiosis y cómo se relaciona con la fertilidad?

Desde WeFIV queremos compartir con vos una explicación detallada sobre qué es la meiosis y su crucial relación con la fertilidad. Se trata de un tipo de reproducción celular que ocurre en las gónadas para la producción de gametos. ¡Seguí leyendo y enterate de más!

De acuerdo a lo que explica la Dra. Andrea Petruzzi, especialista en Medicina Reproductiva, este proceso implica la división de una célula diploide (cuyas siglas son 2n) en cuatro células haploides (n), esencial para la formación de espermatozoides y óvulos. La meiosis es clave en la reproducción, ya que permite que los gametos se produzcan con la mitad del material genético, preparándolos para la fusión durante la fecundación.

Pero, ¿cuál es la finalidad de la meiosis? El objetivo de este proceso es doble: por un lado, reduce a la mitad el número de cromosomas en los gametos, asegurando que, al fusionarse durante la fecundación, el embrión resultante tenga el número correcto de cromosomas. 

“Otra característica importante en la significación de la meiosis para la reproducción sexual, es la segregación al azar de cromosomas maternos y paternos, esto contribuye al aumento de la diversidad genética”, explica la médica.

Durante la primera etapa de la meiosis, conocida como meiosis I, algo muy especial ocurre con los cromosomas, que son como los “libros de instrucciones” de nuestras células. Cada cromosoma encuentra su par, un cromosoma similar proveniente del otro padre, y se unen formando parejas. A estas parejas las llamamos “bivalentes”. 

Imagina que cada cromosoma es como un bailarín y en esta etapa, cada uno encuentra su pareja de baile. Esta unión permite que los cromosomas intercambien algunas de sus partes, lo que se conoce como recombinación. Este intercambio es como si los bailarines intercambiaran pasos de baile, creando una rutina única. 

Este proceso es importantísimo porque ayuda a mantener constante el número de “libros de instrucciones” en nuestra especie y es fundamental para una fertilidad saludable. Es una manera de asegurarnos de que, cuando se formen nuevos seres humanos, tengan la cantidad correcta y una combinación única de instrucciones genéticas de ambos padres.

Todo esto implica que cualquier alteración en la meiosis puede ser una de las causas de la infertilidad. Por ello, en WeFIV, nos enfocamos en comprender y abordar estas alteraciones para ayudar a nuestros pacientes en su camino hacia la paternidad o maternidad.

¿Cómo se detecta una alteración en la meiosis en las mujeres? 

Detectar alteraciones en la meiosis en mujeres es un aspecto importantísimo en el diagnóstico de ciertas causas de la infertilidad. 

Según la Organización Mundial de la Salud, estas alteraciones pueden manifestarse de diversas maneras, incluyendo irregularidades en el ciclo menstrual o fallos en la implantación de embriones. 

Para identificar estos problemas, se utilizan técnicas avanzadas de diagnóstico, como un análisis genético pre-implantacional sobre los embriones. Esto permite identificar anomalías en el número o la estructura de los cromosomas.

La comprensión y el diagnóstico temprano de estas alteraciones son fundamentales para mejorar las posibilidades de éxito en tratamientos de reproducción asistida.

¿Cómo se detecta una alteración en la meiosis en los hombres? 

La detección de anomalías meióticas en los espermatozoides también es esencial, ya que estas pueden ser un factor significativo en la infertilidad masculina

“Podemos estudiar los espermatozoides en una muestra de eyaculado con una técnica denominada Fish, que permite conocer la dotación cromosómica y si tienen un riesgo elevado de dar origen a embriones cromosómicamente anormales”, señala la Dra. Petruzzi.

Este examen evalúa la integridad del ADN de los espermatozoides y puede indicar si ha habido errores en el proceso de meiosis.

¿En qué casos puede ocurrir una alteración en la meiosis?

En un paso clave de la meiosis, que llamamos anafase, las cromátidas deben separarse de manera ordenada. Pensá en las cromátidas como copias idénticas de cada cromosoma que se han duplicado previamente. 

Durante la anafase, estas copias deben moverse hacia extremos opuestos de la célula, un proceso que podemos comparar con dos hermanos gemelos yendo a habitaciones separadas. Esta separación se llama disyunción meiótica. 

Si algo sale mal en este paso, como que las copias no se separen correctamente o se demoren, puede llevar a un error en el número de cromosomas en las células resultantes. Este error se conoce como aneuploidía. 

Es como si, al final, una habitación terminara con demasiados cromosomas y la otra con muy pocos. Estos desequilibrios pueden afectar seriamente la salud y el desarrollo de un futuro bebé.

Las aneuploidías incluyen condiciones como la nulisomía, donde falta un par de cromosomas homólogos. La monosomía, y la trisomía, donde hay un cromosoma extra.

¿Qué hacer ante una alteración en la meiosis? 

Ante una alteración en la meiosis, es fundamental abordar correctamente la situación para manejar las posibles consecuencias en la fertilidad.

En estos casos, es vital realizar un diagnóstico preciso para entender la naturaleza y el alcance de la alteración. Una vez identificadas, se pueden considerar distintas estrategias y tratamientos para abordar estas alteraciones, especialmente si la pareja desea concebir. 

La comprensión de estas condiciones es clave para proporcionar asesoramiento genético adecuado y considerar las opciones de tratamiento más apropiadas.

Las alteraciones meióticas pueden tener diversas implicaciones, dependiendo de su naturaleza y severidad. Por ejemplo, algunas aneuploidías pueden ser incompatibles con la vida, mientras que otras pueden llevar a condiciones genéticas específicas en la descendencia. 

Por ello, es esencial un enfoque personalizado y detallado para cada caso, considerando tanto los riesgos genéticos como las posibilidades reproductivas de la pareja.

La reproducción asistida en casos de alteración de la meiosis

La reproducción asistida juega un papel esencial en ayudar a concebir a aquellas personas con alteraciones en la meiosis. En WeFIV, usamos técnicas avanzadas para detectar y manejar estas alteraciones. 

En casos donde se detecta un riesgo elevado, se puede hacer un estudio genético preimplantatorio (PGD) en los embriones. Este procedimiento, realizado después de un ciclo de Fertilización in Vitro, implica una biopsia del trofoectodermo (la capa externa de células del embrión temprano) en el estadío de blastocisto. 

Con el PGD, es posible identificar aneuploidías como la trisomía del cromosoma 21, que produce el Síndrome de Down, y otras alteraciones genéticas. Este enfoque permite seleccionar embriones saludables para la implantación, aumentando las posibilidades de un embarazo exitoso y un niño sano.

En conclusión, entender qué es la meiosis y su funcionamiento es esencial en el ámbito de la reproducción humana. Y aunque las alteraciones en el proceso pueden presentar desafíos significativos, los avances en medicina y las técnicas de reproducción asistida ofrecen soluciones efectivas y esperanza a las parejas que enfrentan estos obstáculos. 

En WeFIV, estamos comprometidos a proporcionar apoyo, diagnóstico preciso y tratamientos personalizados para ayudar a nuestros pacientes a cumplir su sueño de tener hijos.

La comprensión de qué es la meiosis no es solo un tema de interés biológico, sino una pieza clave en la búsqueda de soluciones para la infertilidad. Su estudio y manejo adecuado son fundamentales para ayudar a las personas a superar los desafíos reproductivos y alcanzar su anhelo de formar una familia. 

Buscar