¿Cómo se forma el embrión?

Durante el embarazo, ocurren muchos cambios en el cuerpo de la mujer y se empiezan a nombrar términos específicos que son ajenos al común de la gente. Uno de ellos es “embrión” y viene acompañado de las siguientes preguntas: ¿Cómo se forma el embrión? ¿En qué momento del embarazo se crea?

Para responder a cómo se forma el embrión es necesario que nos remontemos al momento de la concepción, el cual sucede cuando un espermatozoide fecunda un óvulo. Luego, el óvulo fecundado (también conocido como cigoto) se transporta hasta el útero, en un tiempo estimado de 4 a 6 días. Durante ese recorrido, las células comienzan a dividirse y se forma el blastocisto, que es una estructura con forma esférica con un centro que posee contenido líquido (blastocele) rodeado por otras células. Entre los días 5 y 6, el blastocisto se adhiere a las paredes del útero, dando lugar a la implantación; y, posteriormente, a la creación de la placenta, el saco amniótico y el embrión. Entonces, el blastocisto se convierte en embrión a partir del día 10 o 12 del embarazo.

Etapas de formación del embrión

Una vez conformado el embrión en el interior del saco amniótico, comienza su desarrollo y crecimiento. El embrión, de a poco, irá asimilándose a la forma humana, desarrollando la zona del cerebro y médula espinal; el corazón, por su parte, se formará antes del día 16 y comenzará a bombardear líquido por los vasos sanguíneos al día 20.  En la quinta semana del embarazo; es decir, tres semanas después de la fecundación, comienzan a formarse los órganos internos y las estructuras externas.

Para aquellos embarazos que se originan gracias a la Fecundación In Vitro, el desarrollo del embrión es diferente, dado que la fecundación del óvulo con el espermatozoide se realiza en el laboratorio para dar origen al embrión. Una vez desarrollado el embrión, se implanta artificialmente en el útero materno, para que luego evolucione como en cualquier otro embarazo espontáneo.

Los tratamientos de reproducción asistida, como la Fecundación In Vitro, son indicados para las parejas con problemas de fertilidad, como puede ser el caso de mujeres con distintas patologías como el síndrome de ovarios poliquísticos, la endometriosis, la edad avanzada o problemas con el semen del hombre

Para más información sobre los distintos tratamientos de reproducción asistida, no dudes en consultar con nuestro equipo de profesionales quienes están a disposición para despejar dudas y analizar tu caso, de manera personalizada e integral.

Una inquietud recurrente durante el embarazo se relaciona en saber cómo va creciendo el bebé, y qué órganos y sentidos se van desarrollando a lo largo de las semanas. A continuación, detallamos las etapas:

Crecimiento del bebé durante el embarazo

  • Semana 5: comienza el desarrollo del cerebro, la médula espinal, el corazón y el tubo digestivo.
  • Semanas 6 a 7: ya se pueden ver las yemas o brotes de los brazos. También se transforman 5 áreas del cerebro y comienzan a ser visibles los nervios craneales. Tanto las estructuras de los ojos, como del oído se empiezan a desarrollar en este período. Además, se forma el tejido, que luego será las vértebras y algunos huesos. El corazón ya late a un ritmo regular y sigue desarrollándose. Y, la sangre rudimentaria se desplaza a través de los vasos mayores.
  • Semana 8: se alargan los brazos y las piernas, y también se pueden distinguir los pies y las manos. Además, se ven los dedos de las manos y de los pies. El cerebro sigue su formación y comienzan a formarse los pulmones.
  • Semana 9: comienza la formación de los pezones y folículos pilosos. Ya se pueden ver los codos y dedos de los pies. En esta semana, todos los órganos esenciales están formados y comienzan su crecimiento.
  • Semana 10: el oído externo comienza a tener su forma final, continúa el desarrollo de las características faciales y los intestinos rotan. Esta semana del embarazo cierra el período embrionario y da inicio el período fetal.
  • Semanas 11 a 14: la cara del bebé ya está bien formada, sus párpados se cierran y no se abren hasta la semana 28. Las extremidades son largas y delgadas y los genitales aparecen bien diferenciados. Comienza la producción de glóbulos rojos por parte del hígado. Y, el bebé puede empuñar los dedos, y ya tiene los brotes dentarios.
  • Semanas 15 a 18: la piel es casi transparente y comienza el desarrollo de un vello fino en la cabeza denominado lanugo. El meconio se produce en el tracto intestinal. Se ha desarrollado mayor tejido muscular y óseo, y los huesos se vuelven más duros. Además, el bebé comienza a hacer movimientos activos y realiza movimientos de succión con la boca. Y, el hígado y el páncreas producen secreciones líquidas.
  • Semanas 19 a 21: en este período el bebé ya puede oír y efectuar más movimientos.
  • Semana 22: el lanugo cubre todo el cuerpo. Aparecen las cejas, las pestañas, uñas en pies y manos. El bebé está más activo y tiene mayor desarrollo muscular. En esta semana la madre puede sentir al bebé moviéndose. Los latidos cardíacos fetales se pueden escuchar con un estetoscopio.
  • Semanas 23 a 25: la médula ósea comienza a producir células sanguíneas e inicia el desarrollo de las vías respiratorias bajas en los pulmones. El bebé empieza a almacenar grasa.
  • Semana 26: las cejas y las pestañas están bien formadas. Se comienzan a desarrollar las huellas de la piel plantar y palmar. Se forman los alvéolos pulmonares y todas las partes del ojo están desarrolladas. Además, el feto presenta el reflejo prensil y de sobresalto.
  • Semanas 27 a 30: se presenta desarrollo rápido del cerebro. El sistema nervioso está lo suficientemente desarrollado para controlar algunas funciones corporales. Los párpados se abren y se cierran. El sistema respiratorio, aunque inmaduro, se ha desarrollado al punto de permitir el intercambio gaseoso.
  • Semanas 31 a 34: se presenta un aumento rápido en la cantidad de grasa corporal y comienzan a haber movimientos respiratorios rítmicos. Los huesos, si bien están completamente desarrollados, siguen blandos y flexibles. Cabe mencionar que, el bebé comienza a almacenar hierro, calcio y fósforo.
  • Semana 38: aumenta la grasa corporal, las uñas de las manos alcanzan las puntas de los dedos y comienza a desaparecer el lanugo.
  • Semanas 39 a 42: el lanugo desaparece, excepto en la parte superior de los brazos y en los hombros. Las uñas de las manos se extienden más allá de las puntas de los dedos. Se presentan pequeñas yemas o brotes mamarios en ambos sexos. El cabello de la cabeza ahora es más grueso y áspero.

Tanto en el desarrollo del embrión como en el del feto, existen distintas etapas que deben ser supervisadas por un especialista. De este modo, se podrá evaluar la correcta evolución de los mismos y detectar posibles irregularidades.

Notas relacionadas

Buscar