Donantes de Óvulos

La donación de óvulos es un recurso sumamente importante para la Medicina Reproductiva y, más aún, para aquellas mujeres que deben recurrir a la ovodonación para poder iniciar su tratamiento de reproducción asistida.

¿Qué es la donación de óvulos?

El mismo es de carácter anónimo, es decir que la donante y la mujer receptora no se conocen entre sí. Es un acto solidario, voluntario y altruista de mujeres jóvenes que quieran ayudar a otras mujeres a ser madres. Es importante destacar que el procedimiento es rápido, ambulatorio y no produce dolor. Consiste en estimular de manera controlada los ovarios con un tratamiento hormonal durante 10 días, para luego proceder con la obtención de óvulos bajo sedación.

La donación de óvulos consiste en una estimulación ovárica para que la donante produzca mayor cantidad de óvulos y así tener la cantidad necesaria para el tratamiento de reproducción asistida a la que se someterá la mujer receptora. La estimulación es la autoadministración de medicación durante 10-12 días y durante ese periodo la donante tendrá que acudir a la clínica cada 48-72 hs para realizarse una ecografía y así evaluar la evolución del tratamiento. Luego de la estimulación ovárica, mediante una punción folicular se podrán extraer los óvulos.

Requisitos para ser donante en WeBank

Según el marco legal vigente (Ley n° 26.862 y decreto 956/2013), tanto los óvulos como los embriones deben provenir exclusivamente de aquellos bancos de gametos o embriones debidamente inscriptos en el Registro Federal de Establecimientos de Salud (ReFES) de la Dirección Nacional de Regulación Sanitaria y Calidad en Servicios de Salud, dependientes del Ministerio de Salud. Es por ello que, WeBank nuestro Banco de Óvulos, tiene la correspondiente inscripción, y todas las mujeres donantes deben cumplir con los siguientes requisitos:

  • Ser mayor de 18 años y menor de 32 años. 
  • Estar en buen estado de salud psicofísica.
  • No tener historial personal ni antecedentes familiares de enfermedades de transmisión genética.
  • No tener antecedentes médicos ni quirúrgicos.
  • No presentar anomalías en su aparato reproductor.
  • Realizar una evaluación ginecológica y psicológica completa.
  • Someterse a distintas pruebas diagnósticas de enfermedades transmisibles.
  • Índice de Masa Corporal entre 18 y 28 kg/m².
  • Tener un aparato reproductor sano
  • Al inicio del ciclo de la mujer se le realizará una ecografía para realizar el recuento de folículos antrales y valorar el potencial de respuesta de la donante. 
  • Estar libre de enfermedades genéticas
  • Estar libre de enfermedades de transmisión sexual.

Si estás pensando en ser donante o ya tomaste la decisión, solicitá turno para una cita con nuestros profesionales. Ellos podrán guiarte y brindarte información pertinente sobre el procedimiento. ¡Gracias por ayudarnos a cumplir el sueño de muchas mujeres que desean ser madres!

Hay diversas causas que pueden llevar a que una mujer que quiera ser madre tenga que recurrir a óvulos donados, a grandes rasgos se pueden identificar dos grupos: aquellas mujeres que no disponen de óvulos en sus ovarios y aquellas que tienen óvulos pero no son útiles para lograr un embarazo.

La donación de óvulos es un procedimiento de bajo riesgo y nuestro equipo de profesionales se ocupan de disminuir al máximo las posibles complicaciones. Con ese objetivo, los tratamientos se adecúan de acuerdo al Índice de Masa Corporal (IMC) de la donante y su reserva ovárica. La personalización del tratamiento disminuye considerablemente las probabilidades de padecer complicaciones como síndrome de hiperestimulación ovárica, infección, hemoperitoneo o torsión ovárica ocurren de manera excepcional. De todas maneras, al personalizar el tratamiento se evitan estos riesgos.

La mujer donante deberá suspender la toma de anticonceptivos durante el período que dure el tratamiento. Los médicos le informarán a la mujer en qué momento debe abandonar la toma de los anticonceptivos.

La donación de óvulos no afecta en absoluto la fertilidad de la mujer donante. Todas las mujeres nacen con una cantidad de óvulos, entre 500.000 y 1 millón. Los cuales se van perdiendo a medida que va pasando el tiempo y en cada ciclo menstrual. La estimulación ovárica no acelera la muerte de los óvulos sino que provoca que más de un óvulo alcance el tamaño adecuado de maduración sin afectar la totalidad de óvulos que la mujer posee.

Algunas personas piensan que la donación de óvulos adelanta la menopausia, la incidencia de cáncer o que genera mayor acné o vello. Esto no es así, un efecto secundario posible es el aumento de retención de líquidos y sensación de aumento de  peso (similar a lo que produce la menstruación). Luego de la punción ovárica, con la primera menstruación, la retención de líquidos desaparece.

¿Querés ser donante?
Solicitá un turno con nuestros profesionales

Contactate con nosotros para resolver tus consultas